Declaración Final #ElIstmoEsNuestro Foro Nacional “Naturaleza, Derechos Indígenas y Soberanía Nacional en el Istmo de Tehuantepec”

Anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso;Ciudad de México; febrero 11, 2020.

“Para empezar, te ruego no confundir la Resistencia con la oposición política. La oposición no se opone al poder sino a un gobierno, y su forma lograda y completa es la de un partido; mientras que la resistencia, por definición (ahora sí), no puede ser un partido: no está hecha para gobernar a su vez, sino para…resistir.” Tomas Segovia “Alegatoria”. México, 1996

Considerando que:

– Los Pueblos Indígenas y el Pueblo Negro, comunidades campesinas y población en general, involucradas en el llamado “Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec – Tren Interoceánico” (Megaproyecto del Istmo) no han sido previa y claramente informados, ni consultados legítimamente, al respecto.

– Los proyectos de ”desarrollo” instrumentados anteriormente en la región del Istmo (corredor industrial y petroquímico Minatitlán-Coatzacoalcos, Veracruz. y Salina Cruz-Tehuantepec, Oaxaca) pese a sus promesas de “modernidad” y bienestar, no han beneficiado realmente a las poblaciones locales; por el contrario, han ocasionado un impune despojo territorial y un deterioro severo en sus formas de vida socio-económica, en sus culturas, en el medio ambiente y en el tejido y entorno social comunitario, incrementando aceleradamente la militarización y los índices de morbilidad mortalidad, alcoholismo, drogadicción, narcomenudeo, prostitución, violencia delincuencial, violencia intrafamiliar, feminicidios, embarazos en adolescentes, inflación y mayor desigualdad.

– El “Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec-Tren interoceánico” (PDIIT-TI) impulsado por el gobierno de la 4T agrupa un conjunto variado de megaproyectos que apuntan a transformar toda la dinámica regional, contando entre los más importantes: un tren bala de carga con autopista paralela; la modernización de los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz (con dragado profundo y ampliación de rompeolas y escolleras); la modernización y posible privatización de las dos refinerías y complejos petroquímicos en dichos puertos y la construcción –integrada- de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco; el incremento en la extracción petrolera privada en nuevos yacimientos (convencional y por fracking) con la construcción de nuevos gasoductos y oleoductos; la interconexión del Tren Interoceánico con el megaproyecto llamado “Tren Maya” para buscar salidas complementarias de mercancías a través del Caribe; el incremento de concesiones mineras, explícitamente otorgadas a empresas canadienses y su inmediata explotación; el incremento en el número de parques eólicos en manos de empresas transnacionales; la creación de, al menos, 10 parques industriales para la instalación y operación de empresas manufactureras, maquiladoras y armadoras automotrices y de maquinaria, subsidiadas todas ellas por el pueblo mexicano a través de la declaratoria oficial del Istmo como “Zona Libre o Franca”; sumando, además, hoteles elitistas para turismo de aventura, y la expansión de cultivos y plantaciones monoespecíficas, agroindustriales y de agro-exportación. Este conjunto de proyectos de ninguna manera podría armonizarse ni con el entorno físico y medio ambiental, ni con las culturas, cosmovisiones y modos de vida de los 14 pueblos indígenas, el pueblo negro y los centenares de comunidades campesinas ubicados en los 98 municipios comprendidos en el PDIIT-TI (46 de Oaxaca, 33 de Veracruz, 14 de Chiapas y 5 de Tabasco).

– Una de las justificaciones centrales del PDIIT-TI consiste en la generación de “miles de empleos”. Seguramente eso va a ocurrir, pero sólo en la fase de construcción de la obra negra e infraestructura en que se requiere de albañiles, peones, jornaleros, vigilantes, veladores y, posteriormente, algunos empleos como recamareras, empleadas domésticas, jardineros, meseras, etc.

– Está ampliamente documentado y comprobado que, el tipo y cantidad de insumos y desechos tóxicos que esta clase de “polos de desarrollo”, utilizan y generan, produce una gravísima contaminación de suelos, agua y aire; de tal suerte que, por ejemplo, la zona del corredor Minatitlán-Coatzacoalcos, a menos de 40 años de su implantación en la cuenca baja del Río Coatzacoalcos (declarado ya, por expertos, como un río “muerto”) ha pasado a convertirse en la zona más contaminada en suelos, agua y aire de todo el país, con graves consecuencias en la alteración climática regional y en la salud de los habitantes y comunidades originarias, y a la vez, una de las regiones con mayor índice de violencia por causa de la delincuencia organizada. De tal suerte que, de permitirse la nueva imposición de este conjunto de megaproyectos en el Istmo de Tehuantepec (la zona de mayor diversidad biológica, y mayor productora de servicios ecosistémicos de México y Mesoamérica, y, por ello mismo, poseedora la vez de una inmensa diversidad cultural) se agudizaría el calentamiento global y se comprometería las necesidades básicas de los habitantes y pueblos de una amplia porción del sur-sureste de nuestro país, así como la vida misma de las generaciones futuras.

– El propio carácter del conjunto de megaproyectos que se contemplan en el multicitado PDIIT -que, en realidad consiste en un Canal Seco Multimodal alternativo al Canal de Panamá, al servicio del sistema capitalista neoliberal mundial y -dada su acelerada militarización ya iniciada- lo convertiría literalmente en un “muro sin tabiques”, para militarmente contener el paso de miles de familias migrantes indocumentadas, centroamericanas y caribeñas, hacia los Estados Unidos- atenta contra la Soberanía nacional, toda vez que –con el apoyo de la Guardia Nacional- dejaría en manos de poderosos empresarios e inversionistas trasnacionales, el control territorial, así como la explotación, saqueo y administración de la invaluable riqueza natural, cultural y social, en la región geoestratégica más importante de nuestra Nación (llamada la “Cintura del País”).

Ante todo lo expuesto, Declaramos:

– Nuestro rechazo a la ejecución del llamado “Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec- Tren interoceánico”, manteniendo nuestra exigencia de su inmediata suspensión, en tanto no se dé un proceso continuo de debate público, transparente y abierto, en relación al modelo de desarrollo que requiere no sólo el Istmo, sino nuestra Nación, con información escrita, precisa y clara sobre dicho Programa y su paquete de megaproyectos, por parte de todas las instancias involucradas del gobierno federal y de los gobiernos de los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas y Tabasco, así como la realización de un intenso proceso de consulta real y legítima, entre los Pueblos Indígenas y Pueblo Negro de la Región, con apego a los estándares internacionales fijados por la ONU y su jurisprudencia, tal como lo demandaron ante el gobierno federal, por escrito, el Sr. Jan Jarab, representante en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Sra. Victoria Taulli-Corpuz, Relatora especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas ; y, lo más importante, respetando su derecho a no dar su consentimiento, como expresión de su inalienable derecho a la libre determinación.

– Nos pronunciamos por construir, conjuntamente con los Pueblos Indígenas, el Pueblo Negro y las comunidades campesinas del Istmo – a través de un diálogo horizontal- diversas formas de vida, adecuadas a su entorno sociocultural y natural, que tengan como base el bien común, el bienestar de las comunidades y de la población pobre urbana, y que contemplen prioritariamente, los derechos de la naturaleza, bajo un enfoque ontológico y sistémico, de forma que efectivamente se garantice la satisfacción integral de sus necesidades del presente, sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones.

– A su vez demandamos del Congreso de la Unión, una reforma constitucional y su legislación consecuente, que contemple claramente la prohibición de convenios, acuerdos y megaproyectos que atenten contra la soberanía nacional, la integridad del territorio, los derechos de la naturaleza, y los derechos de los pueblos indígenas y del pueblo negro, sobre su tierra y su territorio.

– Reconocemos la necesidad de seguir llevando a cabo la realización de foros, debates, seminarios, campañas de difusión e información, asambleas comunitarias y círculos de discusión, que posibiliten la reflexión, el análisis y el debate abierto, público y transparente, entre todos los sectores de la sociedad istmeña y nacional, respecto a la problemática socio-ambiental y cultural que –de acuerdo a la experiencia regional, nacional y mundial- se prevé trae consigo la implantación de un conjunto de megaproyectos, como lo es el Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec – Tren Interoceánico.

Hacemos un llamado urgente a:
– Formar un frente amplio, plural y diverso, de todos los sectores de la sociedad istmeña, nacional e internacional, en defensa de la soberanía y por el derecho de los mexicanos y mexicanas y, en particular, de los Pueblos Indígenas y Negro, a reflexionar, analizar, discutir y decidir, cómo queremos nuestra vida y, sobre todo, la vida de nuestros descendientes.

– Que las organizaciones y movimientos sociales; organismos civiles; científicos-as, académicos-as y todos los sectores de la sociedad comprometidos con la justicia social y justicia para con la naturaleza, preocupados–as por nuestro futuro común, generemos una intensa campaña de información, en relación al conjunto de megaproyectos que se contemplan en el multicitado PDIIT-TI y de sus previsibles impactos socio-ambientales y culturales, así como que apoyemos la movilización social pacífica generalizada, que, como un acto soberano y autónomo de justicia socio-ambiental, busquen impedir la imposición de políticas gubernamentales con megaproyectos de muerte que sólo benefician el millonario lucro de unos cuantos.

A T E N T A M E N T E
Foro Nacional “Naturaleza, Derechos Indígenas y Soberanía Nacional en el Istmo de Tehuantepec”

 

DESCARGALO EN PDF Declaración final foro istmo

 

– Dra. María Fernanda Paz – Investigadora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias UNAM
– Lic. Gustavo Ampugnani – Director de Greenpeace México –
– Lic. Carlos Samayoa – Coordinador Área Política Greenpeace México –
– Miguel Angel A. García A. – Coordinador regional Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas
– Luis Bustamante Valencia – Coordinador nacional Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas
– Dra. Eliana Acosta M. – investigadora de la Dirección de Estudios en Antropología Social (DEAS-INAH)
– Prof. Luis Miguel Robles Gil – Coordinador de Comunicación Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas
– Dr. Alejandro Castaneira – investigador del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Unidad Pacífico Sur
– Biol. Elí García Padilla – Asesor de Biodiversidad Oaxaca, AC
– Dr. Leopoldo Trejo – Investigador y Curador Museo Nacional de Antropología e Historia (INAH)
– Dr. Gilberto López y Rivas – profesor-investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Centro Regional INAH-Morelos
– Doctorante Raúl Rangel González – Indígena ikoots; Máster en Estudios Avanzados en Derechos Humanos en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M); experto en Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Cooperación Internacional
– Doctoranda Bettina Cruz Velázquez – Indígena Binniz ́a – defensora de derechos indígenas y derechos de las mujeres; fundadora e integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio APIIDTT
– Maestra en Derecho Elisa Cruz Rueda – Abogada, experta en derechos Humanos. Catedrática en la Universidad Autónoma de Chiapas, Campus III San Cristóbal de las Casas, Chiapas y Docente en el Doctorado en Estudios Regionales (PNPC CONACYT) de la misma Universidad
– Gloria Muñoz R. – Fundadora del medio Desinformémonos, columnista del periódico La Jornada; coeditora del suplemento Ojarasca y productora de videodocumentales en temas de defensa y resistencia de Derechos Indígenas
– Dra. Ana Esther Ceceña Martorella – Doctora en Relaciones Económicas Internacionales por la Universidad Paris I- Sorbona,; actualmente es coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM – General José Francisco Gallardo Rodríguez – Doctor, egresado del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA). General hoy retirado. Fue juzgado por una Corte militar y preso injustamente, por cuestionar y denunciar corrupción y violaciones de Derechos Humanos, perpetrados por el Ejército Federal
– Dr. Carlos Fazio Verala – Analista y periodista, experto en geopolítica; catedrático de La Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM; Columnista de la Jornada
– Dr. Enrique Leff Zimmerman – Doctor en Filosofía de la Ciencia, (UNAM) y Doctor en Economía del Desarrollo (Universidad de la Sorbona). Investigador Titular del Instituto de Investigaciones Sociales IIS_UNAM) y Profesor de la
División de Postgrado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNAM
– Dra. Ana de Ita – Doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM. Directora del Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (CECCAM)
– Aldo Gonzáles Rojas – Indígena Binniz ́a – Comunero y expresidente municipal de Guelatao, Oaxaca. Experto en Derechos Indígenas. Fundador de la Unión de Organizaciones Sociales de la Sierra Juárez de Oaxaca (UNOSJO)
– Maestra en Ciencias Nisaguie Abril Flores Cruz – Indígena Binniz ́a – integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas de Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT-CNI)
– Dr. Iván González Márquez – Doctor en Ciencias Antropológicas por la UAM-Iztapalapa, con estancia postdoctoral en el Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM

– Soc. Claudia Yadira Caballero – Economista y socióloga; promotora de economías alternativas; participante activa en el Foro Social Mundial y en los Diálogos Ecosistémicos; co-promotora de la iniciativa Ecomún, moneda pensada
en conservar los ecosistemas apoyando a sus defensores
– Ofelia Medina – Actriz y defensora de derechos de la niñez y de la naturaleza
-Rubén Albarrán – Cantautor de Café Tacuba y defensor de los derechos indígenas y derechos de la naturaleza

Se Adhieren al presente comunicado:

– Por el equipo de apoyo logístico del Foro:
Madai García G.;Quetzalli Ocampo Q.; Adriana Itzxel García A.; Luana Bustamante; Gala Villanueva; Ema Villanueva; Janice Alva; Jessika Romero; Niza Picazo; Mario Castillo Q.; Armando Gómez M.; Manuel de Los Reyes Peña; Octavio Mejía; y Raúl Alexandro Rodríguez;

– El más de un centenar de organizaciones sociales, redes de ongs, ongs, colectivos, académicos-as, artistas, personalidades y ciudadanas-os que conforman el Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas (CNDyCCh) (se anexa listado)
– La Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT)
– Las Comunidades, organizaciones y movimientos sociales; redes de ongs; ongs; colectivos; académicos-as; artistas,
personalidades y ciudadanas-os que integran la Campaña Nacional e Internacional  -Laboratorio Popular de Medios Libres
-El Centro de Estudios para el Cambio del Campo Mexicano (CECCAM)

CONFERENCIA COMPLETA

DECLARACION FINAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: